Bienvenido a casa

Por lo tanto, vosotros ya no sois extraños ni extranjeros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular. 

En él todo el edificio, bien armado, se va levantando para llegar a ser un templo santo en el Señor.

En Él, también vosotros sois edificados para ser morada de Dios por su Espíritu.

‭Efesios‬ ‭2:19-22‬ ‭NVI